Cromatógrafos Gaseosos (GC)

Un Cromatógrafo Gaseoso (GC) se utiliza para determinar la composición cualitativa o cuantitativa de una muestra, cuyos componentes deben ser lo suficientemente volátiles como para poder circular en estado gaseoso por una columna cromatográfica. En general, se trata de compuestos orgánicos de algunos cientos de uma.

El puerto de inyección del GC tiene la función principal de volatilizar la muestra. El gas carrier (en general Nitrógeno, Helio o Hidrógeno) transporta los analitos a través de la columna (que es donde se produce la separación de los componentes). Finalmente, el Detector transforma un cambio físico o químico en una señal eléctrica, que es transmitida al software.

Al GC puede acoplarse un Autosampler o inyector automático (para aumentar la productividad del equipo, y la exactitud del volumen inyectado). Adicionalmente, para maximizar la sensibilidad, se pueden utilizar dispositivos auxiliares para el muestreo (Headspace, Concentrador de Purga y Trampa), cuando las muestras se encuentren en ciertos tipos de matrices.

Algunas aplicaciones típicas de GC son: Composición de aceites, ácidos grasos, toxinas, determinación de pesticidas, drogas de abuso, pureza de solventes, composición de gas natural, compuestos orgánicos volátiles, hidrocarburos en combustibles.

Scion Instruments (anteriormente Varian, Inc®*) es uno de los líderes mundiales en producción de Cromatógrafos Gaseosos. Presenta dos opciones de GC: 436-GC (un equipo muy compacto que puede configurarse con hasta dos puertos de inyección y un detector estándar más un Espectrómetro de Masas), y 456-GC (equipo completo, con hasta 9 módulos entre inlets y detectores, que pueden incluir un Espectrómetro de Masas).